La Furia de Petruza: “Que las canciones sigan retumbando en algún cuerpo”

La Furia de Petruza llega a Niceto Club, y no para de tachar casilleros para pisar cada vez un nuevo escenario. El boliche de Palermo será testigo de una nueva noche de esta banda en pleno crecimiento, y el próximo sábado 4 de agosto ofrecerá un show en el que recorrerá todo su repertorio, desde el demo A la Luz hasta el último trabajo Luces Al Costado.

“Es un nuevo paso y para estar a la altura estamos preparando un show que apunte a colmar las expectativas nuestras y ajenas”, asegura la banda. “La noche va a estar condimentada por invitados y cosas que van a pasar arriba del escenario para que todo confluya en una experiencia de viaje de principio a fin”.

-Han participado en grandes festivales en los últimos años, ¿qué es lo que más disfrutar de tocar en esos lugares? ¿Cómo van viviendo esas experiencias que ya parecen algo cotidiano para la banda?

-Disfrutamos de todo, los días previos, el momento y el post. Son lindas películas que se van viviendo, que en algún momento te las hacías y después van ocurriendo y cuando eso pasa solo te queda absorber todo lo que acontece, llenarte de eso, sin perder ese entusiasmo cuasi de niños que nos trajo hasta acá. Esos pasos van legitimando el camino, tener de colegas a músicos que admiramos e íbamos a ver, o tocar con ese tipo de sonido y estructura hacen que el show tenga otra dimensión. Igual siempre los más importante es que las canciones sigan retumbando en algún cuerpo, sino nada tendría sentido.

-¿Cómo los enriquecen los constantes viajes por el país? ¿Con qué se van encontrando?

-Llegar a un lugar que no conocés te hace por un rato imaginarte otra vida a la tuya cotidiana y en ese ser ajeno todo te sorprende e inspira de cada lugar. Su aroma, ritmo, paisaje y formas. Ni hablar que las historias de vida, afectos y conexiones que encontramos en la gente que nos recibe hace que de a poco te sientas en familia en distintas partes del país. Si bien a veces recién nos vemos por primera vez, pero cuando todo suena y nos miramos ya sabemos de qué estamos hablando. Y esta cadena trae nuevas vivencias por ende nuevas historias.

-¿Cuáles creen que fueron los aportes más significativos de David y el Tano en la producción?

-Los nuevos universos sonoros que aparecieron en los temas, colores, sonidos, recursos que antes no teníamos ni habíamos explorado fueron herramientas que nos fueron otorgando en base a nuestra búsqueda. Es como que alguien nos abrió una puerta y puso a los temas por momentos en otra dimensión. Nos dieron un sonido fresco, contemporáneo a lo que está ocurriendo en otras partes del mundo y eso nos gusta, manteniendo siempre nuestro nervio intacto.

-¿Sienten que “Luces al costado” les dio ya una identidad en esa búsqueda de cada banda de encontrar el sonido propio?

-Creo que la banda siempre tuvo un estilo, con Luces al Costado llegamos a otro lugar nuevo, mejor acabado, que representa a la perfección lo que esas canciones estaban necesitando. Creo que la banda nunca se va a quedar en un sonido estático: en un futuro siempre se irá moviendo pero manteniendo su singularidad como eje.