El sueño de Circus Dei

Circus Dei despide el año este viernes 16 de diciembre en Liverpool Bar luego de un 2016 de pleno crecimiento en convocatoria, a caballo de Transformación (2014), su disco debut que les permitió rodar más tanto en Capital como en el oeste del Gran Buenos Aires.

“El disco fue un antes y un después en la banda como se la conocía, nos abrió muchas puertas inicialmente, pero además de eso nos hizo madurar como artistas y como banda, encontrar la seriedad que necesita una banda para ser tal”, explica el guitarrista Dante Suarez.

-¿Cómo se fue dando la evolución de las canciones durante sus once años de vida, para llegar a este disco?

-Once años, ¡pero declaramos ser más chicos! (Risas). Inicialmente éramos cinco músicos, había otra guitarra más a cargo de Nico Messina que hoy está en Génova, y con su salida adaptamos el sonido a una sola viola. Posterior a eso buscamos nuestra identidad, que creemos que en el EP que sacamos en 2014 ya estuvo plasmada. Varios de los temas que lo componen los seguimos tocando, quizá los arreglamos un poco para sentirlos más frescos. De hecho, tal vez en unos meses vamos a tener una sorpresita con respecto a algunos temas de ese EP.

-Llega la cita para Liverpool, ¿cómo se prepara un show de fin de año?

-A full, metimos muchas fichas. Mucho ensayo y laburo previo. La verdad es que sentimos que tuvimos un muy buen año, tuvimos dos shows importantes en Capital que duplicaron la cantidad de gente que nos venía a ver el año pasado, y además de eso nuestra primer producción propia en Santana (Ramos Mejía), después de que varias veces nos invitaran a sus shows. Un día nos llamaron y dijeron “ya estamos para hacer su fecha”, y eso sin dudas nos habla de un crecimiento, por lo que el cierre de año va a ser todo un festejo, y anunciaremos la apertura del que viene ya, ¡que se viene más groso aún!

La canción “El sueño de Kevin” tuvo muy buen recibimiento en el público, tanto por la música como por el video que conjuga imágenes de publicidades de televisión de los años ’80. “Es una locura lo que pasó con el tema, no fue el primer corte pero notábamos en el público que venía siendo medio favorito así que decidimos armarle un video. La estética la encaramos a lo ochentoso porque la música así lo pedía, o al menos así lo sentimos, y ya pasó las treinta mil reproducciones, mucha gente se copó compartiendo y hoy por hoy quedó siendo uno de los que cierran el show porque se ganó su lugar”.

-El tema “Transformación” busca ofrecer también algo distinto en cuanto a lo visual, ¿se meten mucho en las cuestiones audiovisuales ustedes?

-Nos metemos bocha, nos encanta. En lo posible tratamos de hacer todo nosotros lo visual también… La mayoría de las visuales que proyectamos las armamos nosotros, también para los video lyrics, nos pusimos a estudiar y aprender cómo se hacen para armarlos nosotros mismos porque nos gusta todo el mambo audiovisual. Incluso nos compramos un croma para armarnos los spot que tiramos en Facebook, lo tenemos en la sala y nos la pasamos experimentando con eso, nos divertimos mucho y realmente disfrutamos hacerlo.

-Cumple entonces un papel muy protagonista lo visual en la banda.

-Sí, creo que en Circus todo lo visual cumple un rol bastante importante, o al menos a eso apuntamos. Lamentablemente no todos los lugares cuentan con soporte para un show audiovisual, pero siempre que podemos apuntamos a eso. Este año tocamos en la Biblioteca del Congreso de la Nación con una pantalla que proyectaba sobre nosotros en toda la pared. Ahí le pudimos sacar el jugo.

*Viernes 16/12, Circus Dei en Liverpool (Arévalo 1376, CABA).