Sátiro: “Todos necesitamos mostrar nuestros demonios”

La banda de rock Sátiro edita su segundo disco de estudio en el que decide enfrentar a sus propios demonios, pero sin salir de las cuatro paredes de su habitación, o de la tuya, o de la de cualquiera. Los Demonios de mi Cuarto (2018) encuentra doce temas en los que conviven niños enfrentando sus peores miedos con encuentros sexuales desenfrenados, pasando por adicciones, obsesiones y fiestas.

“Los demonios fueron apareciendo”, explica la banda al tiempo que analiza su propia lírica: “Es imposible despegar de las letras las situaciones vividas, o por ejemplo lo que te pasa por la cabeza en el momento de componer. Hay también canciones que se crearon buscando esos demonios, los cuales por más que no sean propios, no son ajenos de las personas”.

-Así fueron naciendo las composiciones.

-Sí, y en lo musical todo empezó con zapadas, de las cuales fuimos sacando las canciones que más nos gustaban, luego vinieron las letras y todo el proceso de adecuarlas a las canciones elegidas. En comparación de “Esta noche hay caos” que es nuestro disco anterior, la elección de los temas y la grabación fueron más ágiles, ya que trabajamos con amigos que ya habían estado antes, así que todo fue un poco más fluido.

-¿Falta algún demonio que no se haya vuelto canción?

-Sí, faltan demonios, es imposible abarcarlos a todos y muchos tuvimos que alejarlos, eran muy extremos. Ojo, algunos se hicieron canción, pero así y todo eran muy fuertes y quedaron afuera. Creemos que para ciertos demonios no estábamos preparados todavía.

El sábado 15 de septiembre será la presentación oficial del nuevo trabajo en Beatflow (Av. Córdoba 5509, CABA). La banda promete formar una especie de habitación en el local del barrio porteño de Palermo: “El disco fue tomando de a poco un concepto que estará formando parte del recital, una habitación, letras con las cuales te podés identificar, imágenes y sonidos. Todos ellos fueron creando y crearán en el escenario un ambiente íntimo para enfrentar esos demonios”. “Tus demonios”, enfatizan y se dirigen a nosotros y a ustedes que están leyendo…

La música de Sátiro nos hace viajar entre la música nacional rockera de los ’80 y ’90, con muchos decoros de pop y hasta insinuaciones que coquetean con el indie internacional más actual. “Todos tenemos puntos en común en lo que escuchamos y vemos, música y películas, eso hace que formemos una banda, sin dudas. Esas especies de influencias casi siempre las reconoce nuestro público. En ocasiones buscamos ir hacia cierto estilo o hablar de un tema en particular y nos gusta cuando la persona que advierte esa influencia nos lo dice y coincidimos”.

-¿Son de ver bandas contemporáneas a ustedes que también se van haciendo un camino a la par?

-Siempre estamos viendo bandas nuevas, en la escena local o del exterior, muchas de las locales son también bandas amigas. Es una costumbre que siempre tuvimos, no nos queremos empantanar en nuestro propio mundo y siempre se aprende algo nuevo, otras veces simplemente pasamos un buen momento escuchando y viendo nuevas melodías, y trabajos que otras bandas que están en la misma que nosotros muestran.

-¿Cómo ven la actualidad del rock argentino tanto en la parte masiva como en la emergente?

-Argentina siempre fue un país muy rockero, por ahí no tanto en las pista de baile de alguna disco pero si en el día a día, en la banda sonora de nuestra historia y vida personal. Hubo y habrá grandes artistas. Siempre salen bandas nuevas, siempre hay alguien tirando acordes, poesía, o simplemente amigas y amigos mostrando sus ideas y sentimientos en forma de canción. Esto no para, todos necesitamos mostrar nuestros demonios, sea como sea.