Exiliado: “Salir y morir en el intento”

“Ellos tienen el poder y lo van a perder”. El escupitajo de fin de siglo pasado parece quedar perfecto para este presente social, político y económico en el que nos encontramos tan solo veinte años después de la edición de la canción compuesta por Las Manos de Filippi y popularizada por Bersuit Vergarabat. Simplemente necesitamos cambiar un par de nombres para darnos de cuenta de que todo sigue igual de mal.

“La intención fue actualizar el concepto de “Sr. Cobranza”. Recuperar el sentimiento de la canción. Estábamos de gira por Rosario y cuando volvíamos a nuestra ciudad leíamos las noticias mientras escuchábamos “Wake up” de Rage Against The Machine, rememora Coco Carobino, cantante y guitarrista de Exiliado, el trío de rock pesado que unió así dos clásicos de los ’90 para concretar a “Sr. Wake up”, el mashup que se consolida en su nuevo simple lanzado hace unos meses.

“En ese momento nos planteamos la idea de juntar estas dos bandas para traer de vuelta a la actualidad eso que en su momento había planteado algo tan directo, crudo y necesario. En todas las producciones que realizamos solemos juntar artistas, músicos y gente relacionada con nuestra escena local, tanto a la hora de armar el equipo de producción como ver quiénes participaran directa o indirectamente en los proyectos que se realizan”.

-La letra suena tan actual que con cambiar solo dos nombres ya sentimos que fue compuesta ayer. ¿Creen que pasa mucho con canciones de los ’90 que mantienen una vigencia que asusta? 

-Las canciones son un eco de las voces de lo que vive un pueblo y los músicos tienen que ser los encargados de gritar esas verdades. Lo mismo pasa si escuchamos “Olvídalo y volverá por más” de Hermética. Son temas que duran en el tiempo por lo que plantean a un nivel sociopolítico que sigue siendo noticia fresca hasta el día de hoy.

-¿Cómo influye esta actualidad económica y social a la hora de salir a tocar?

-Hoy en día para las bandas independientes es muy difícil moverse en plena crisis, por un lado por los gastos que conlleva moverse ya que, en la mayoría, no siempre se gana y es un triunfo empatar. Al mismo tiempo sigue siendo el rubro en que sus trabajadores, los músicos, siguen haciendo y apostando, por más difícil que sea la cuestión y hasta a veces sin importar si se gana o se pierde, es ahí donde se plantea el objetivo de la banda: no moverse y morir, o salir y morir en el intento.

Exiliado es una banda oriunda de Mar del Plata en el año 2008, con el rock pesado y el metal como estandartes de su propuesta musical. Han compartido escenario con bandas como Vox Dei, Almafuerte, Asspera, Eruca Sativa, Carajo y La Renga, y en 2017 editaron su primer álbum, En la  vida y la muerte, con el que recorrieron todo el país y también cruzaron a Uruguay.

-¿Cómo ven al género hoy en día? 

-El rock en general está sufriendo un proceso de transición y cambio muy fuerte. Las caras que nos acompañaron toda nuestra vida están pasando a un segundo plano para darle lugar a una nueva camada. Para que la escena emergente crezca va a ser necesario, por un lado, que lo que ofrezcan las bandas sea bueno, y por el otro que el público acompañe y elija las nuevas bandas del país.

-Han salido mucho de gira, ¿qué es lo que más disfrutan de los viajes?

-Por más agotador que sea irse de gira es lo que más disfrutamos. Viajar arma y desarma una banda, la fortalece o la destruye. A nosotros es lo que más nos gusta. Somos amigos antes que músicos y cuando viajás con amigos no importa el destino, el viaje ya está garantizado. Nos ha pasado de encontrar personas que te cuentan historias en base a canciones tuyas, tatuajes y todo tipo de cariño expresado que de cierta manera es lo que más te motiva a seguir y te hace pensar lo increíble que puede llegar a ser la interpretación de tu arte en la gente. Eso no se paga ni se compra.

-¿Cómo está el circuito de rock hoy en Mar del Plata?

-Mar del Plata es una de las plazas más difíciles para ser músico por la falta de infraestructura que posee, pero se caracteriza aún más por la calidad de banda y artistas que tiene. Nosotros decimos que estamos 400 kilómetros más lejos de todo pero creemos aún más que nuestra ciudad es la cuna de grandes exponentes, no solo a nivel provincial sino también a nivel país. Solo resta esperar y ver qué tienen para decir y que la gente siga apoyando.