Lucas Guinart y Los Ciclistas: La carrera comenzó

A diferencia de la mayorías de los proyectos, el primer show de la historia de Lucas Guinart & Los Ciclistas viene con disco bajo el brazo. Si bien hubo algunas presentaciones acústicas, el jueves 7 de junio en El Emergente Almagro será el turno de ver a la banda completa por primera vez, a caballo del debut discográfico Crónicas del Hombre Nuevo (2018).

“Hace ya unos cuantos años tuve un encuentro con el formato canción en castellano, mi adolescencia estuvo marcada por el rock en inglés pero a medida que fue pasando el tiempo el peso de la letra fue ganando importancia”, nos cuenta Lucas Guinart a la hora de adentrarnos en su obra, en la que se puede ver una clara conjunción ente el rock progresivo y el formato canción, sin dejar de lado la importancia de la lírica. “Cuando te martillás un dedo puteás en castellano, no en inglés, y es ese el idioma de los sentimientos”, ejemplifica perfectamente y profundiza: “La canción en español es hoy mi idioma y forma de expresión. De todas maneras, hay un cierto perfume progresivo en algunos pasajes del disco y me encanta. Creo que la música de este disco es una radiografía bastante fiel del momento musical, intelectual y afectivo que estoy atravesando. Los estilos emanaron de la propia canción”.

-¿Cómo fue tu carrera musical previo a adentrarte de lleno en este proyecto solista?

-Arrancó aproximadamente a los 13. Fue el típico grupo de amigos que nos juntamos y hacíamos los que podíamos. Sacábamos temas y hacíamos muchos propios también. Así fueron pasando los años y las formaciones de diversos estilos. Toqué en bandas de rock, heavy metal, progresivo, funk y hasta pop. Tuve unos años en los que me dediqué a hacer música para audiovisuales y teatro. Todo venía bien pero la presentación en vivo y hacer canciones me llamaba. Paralelamente a este recorrido estudié música de manera particular, siempre tocando y aprendiendo, no solo lo musical sino el pensar las presentaciones y armado de shows, y qué se ve mejor y qué no. Todo hizo eclosión hace unos dos años cuando encaré el disco solista.

 -¿Cómo fue la composición de este disco?

-La composición estuvo marcada por momentos muy intensos de producción y de mucho sentimiento a flor de piel. Había armado alrededor de cuatro o cinco canciones que le llevé a Juan Rosasco (productor) para ver si podíamos empezar a producir el disco. Él los escuchó y me dijo: “Creá, sacá todo lo que tengas adentro y tráeme más ideas todos los meses”. Así fue que hice veintitrés canciones de las cuales quedaron ocho.

-¿Cuál creés que fue el mayor aporte de parte de los productores?

-Los productores del disco fueron Juan Rosasco, Sergio Maza y Cristian Andolfi. No podría haber elegido mejores personas para acompañarme en este disco. Digo esto porque la amistad que tenemos nos permitió trabajar honestamente y decir las cosas que nos gustaban y cuáles no. Ellos me guiaron en lo musical y en lo humano. Además es mi primer disco en el que canto como voz principal ya que siempre había hecho coros y ese es todo un tema. La confianza en el criterio de los productores fue fundamental para mí. Ellos escucharon las ideas y le aportaron los elementos que hacen que el disco suene como lo hace. Por otra parte fue fundamental el acompañamiento de Paola Acosta con la cual empecé mis clases de canto, y el cambio fue rotundo: empecé a entender y a escuchar mi voz para poder interpretar todo esto que decía en mis letras.

-¿Cómo venís preparando el show en El Emergente?

-Va a estar genial, tenemos mucho cuidado en la preparación y producción no sólo en lo que respecta a lo musical sino también a lo visual y la planificación del show. Esto es algo que vamos a ir desarrollando con el correr de las fechas. Dar un show en donde sea una experiencia no solo auditiva sino también visual. Que los que nos vengan a ver sepan que siempre va a ser un show lindo de ver y de escuchar. Que quieran volver.

-¿Tus gustos musicales te empapan a la hora de hacer tus canciones? ¿O puede haber influencias de artistas que tal vez no son tus favoritos?

-Creo que la vida es la que te empapa al componer y se alimenta de todo lo que una vez escuchaste y te marcó. Uno escucha música, aprende música y vive. Las cosas te pasan y dejan marca, lo bueno y lo malo. Y creo que en ese encuentro surge todo. Aprendí que tanto el dolor como la alegría son energías que podía canalizar para escribir mi música. Con respecto a las influencia es bastante loco porque la gente escucha el disco y te tiran “tal tema me hizo acordar a algún artista o a tal otro”. Lo bueno es que siempre que nombran a alguien es alguien que me gusta. Sí, hay ciertos artistas que me conmueven y cuya influencia sería innegable. Obviamente y, sin querer compararme, creo que al escuchar el disco me viene a la mente El Flaco Spinetta, Serú Girán, Soda, Charly García mixturados con sonidos progresivos y muchos otros que seguramente me influencian sin que me dé cuenta.