Sister: “Cansa escuchar bandas que hacen lo mismo hace veinte años”

Con tres años de vida y una marcada concepción en el plano del indie, Sister llega a su fecha más importante el próximo viernes 6 de octubre en Room, ya que será la presentación de Bienvenida la Noche, su disco debut. “Todavía no caemos del todo”, confiesa su cantante Gastón Iorio en la previa. “Es el día que todo músico espera, estamos ensayando a pleno, rompiéndonos mucho las bolas con los detalles. Es la primera vez que presentamos un disco y queremos estar a la altura de las circunstancias”.

-Justamente también fue la primera vez que grabaron. ¿Cómo fue todo ese proceso?

-Las canciones las fui componiendo a lo largo de estos últimos años. Al ser el primer disco, tuve que hacer una gran preselección de todo el material que tenía, que era un montón. Fede también aportó algunos temas de él y una vez que nos pusimos de acuerdo en armar el rompecabezas. El proceso de grabación en sí, fue bastante rápido. Grabamos todas las baterías en una sesión de 8 horas. Las voces, los bajos y los pianos también, las guitarras nos llevaron un poco más de tiempo, somos muy meticulosos con ese instrumento. Ahí fuimos dándole identidad al disco, elegimos el orden de los temas e hilamos muy fino en todos los aspectos sonoros. Logramos trasladar al disco ese sonido “ideal” que teníamos sonando en la cabeza. También fueron surgiendo varios arreglos a lo largo de la mezcla. El proceso creativo duró hasta el día que mandamos todo a masterizar.

-¿Cuál fue desde su perspectiva el principal aporte de Sergio Munich y Leandro Coca en la producción?

-Sergio tiene una habilidad innata para reconocer lo que puede llegar a ser un hit, con él armamos el orden de las canciones del disco y nos iba tirando ideas sobre el arte y la estética en las sesiones de mezcla. Se generó un feedback que nos sirvió mucho para saber cómo nos queríamos mostrar y saber qué tipo de banda éramos, hacia donde apuntábamos. Lean conoce a la banda desde hace cuatro años y además de ser amigo nuestro, fue la mente siniestra que logró que Sister grabe su primer disco de estudio.

 -Cuentan que hacen convivir “el rock nacional con el británico”, y realmente se puede apreciar esa mezcla al escuchar el disco. ¿Qué características principales creen que toman de cada uno?

-Cuando escuchamos el disco masterizado por primera vez, nos quedó esa sensación de que estábamos escuchando a un montón de bandas a la misma vez, de toda esa ensalada de sonidos surge Sister. Del rock británico, que es muy amplio, creo que tomamos el sonido en general, tomamos cosas de los gigantes de los 60’s y 70’s. También influyó mucho nuestra edad, así que los 90’s se pueden escuchar a flor de piel en el disco, tomamos todas esas cosas y se las impregnamos a nuestras canciones. Pero además de todo eso, nosotros somos de Argentina, de distintos barrios de este enorme monstruo de cemento llamado Capital Federal. No íbamos a cantar en inglés o a escribir sonetos. Las letras de las canciones representan lo que nos pasa, lo que sentimos, lo que soñamos. No hubiese sido lo mismo si fuésemos cuatro amigos del campo o de un pueblo perdido en el sur. El ritmo de vida de la ciudad y todo lo que eso conlleva, aparece por todos lados en el disco. Muchas canciones hablan de irse a un lugar mejor o de ir en contra de ciertos paradigmas. Está en el oyente descifrar el mensaje o interpretarlo de la manera que tenga ganas. A eso lo llamamos Rock nacional, es algo autóctono, que solo puede pasar acá y no en otro país.

-¿Escuchan bandas de acá contemporáneas a ustedes?

-Sí, estamos atentos a todo lo que está pasando. Sobre todo en la movida emergente. Hay 3 o 4 bandas que sobresalen sobre las demás, son bandas que están rodando hace mucho tiempo juntos, fácil 10 años o más. Cada una de esas bandas tiene mucha personalidad, se pueden distinguir muy bien. Hay muchísima oferta. Las redes sociales y el streaming nos abrieron las puertas a todos. Hoy en día puedo grabar un disco casero en mi casa, mandarlo a masterizar y colgarlo en Youtube o Spotify. Nosotros estamos saliendo a la luz recién ahora y sabemos que esto es un camino largo, por eso siempre tratamos de estar bien entre nosotros, rodearnos de gente que valore nuestra música, antes que cualquier billete. En las grandes ciudades, hay grandes buitres sobrevolando y si te descuidás un segundo, estas liquidado. Yo personalmente estoy un poco cansado de escuchar el disco número 35 de Carlitos Pérez, que sigue haciendo lo mismo hace 20 años. Hay bandas recontra frescas que valen mucho más la pena escuchar.

-¿Cómo sigue el camino de presentación de Bienvenida la Noche?

-El camino recién empieza y tenemos que tener las cubiertas nuevas de la F-100 para hacerle muchos kilómetros (risas). Después de esta fecha vamos a enfocarnos en tocar, sobre todo en lugares en los que no tocamos aún, que son bastantes. Casi siempre fuimos tocando dentro del circuito nocturno de la ciudad y queremos salir de eso un poco. Queremos conocer nuevos escenarios y sobre todo poder llevarle a la gente nuestra música. No todo es Buenos Aires.