Atropello Carregal – “Gente copia”

El tercer disco de Atropello Carregal conlleva el particular nombre de “Atropello Carregal y La Moral de la Naturaleza”, resumiendo su idea de que existen valores morales que se defienden como cuestiones naturales y en realidad esconden una terrible carga de prejuicios, injusticias históricas y malas intenciones.

Adentrándonos en la escucha, nos topamos con “Gente copia”, con una impronta musical bailable y un comienzo que incita a mover el cuerpo sin lugar a dudas. “Intenta ser una descripción de un día ultra porteño, es un viaje en subte al microcentro”, explica el cantante y guitarrista Gonzalo Fernández.

“Describe ese paisaje ensordecedor de bocinas, la abrumadora información visual, los edificios que hacen que el sol llegue de a gotas al piso, las lloviznas de los aire-acondicionado, el tipo que se duerme en el subte harto de repetir todos los días la misma secuencia”. Todo muy microcentro.

“Hay un loco que no entiendo lo que grita”

La anécdota se materializa aún más con el recuerdo: “En Reconquista, ahí nomás de Plaza de Mayo, siempre me cruzaba una mina que caminaba de un lado a otro relatando supuestas verdades medio catastróficas inentendibles, al menos desde la relativa cordura que uno puede tener. La gente apurada,  las charlas que uno escucha sin siquiera querer escuchar en un subte al palo, toda esa locura que se mezcla con un pibito que te saluda. No sé si es un pibito que te saluda ingenuo colgando de la mano de la madre que viene del colegio o si te saluda para dejarte una estampita para al rato volver. Y todo eso sucede prácticamente al mismo tiempo”.

“El tipo va viendo todo eso, pero ya sin tanto asombro porque ya lo vio muchas veces y somos bichitos de costumbre, porque ya anda bastante alienado, ya no se da cuenta si le hace mal o no. El tipo está acostumbrado, medio que naturalizó todo “…pero la culpa no se va”. La culpa de formar parte y de muchas veces sentir que no hay nada que hacer, que ya está.  “Siento que no me hace mal”, dice, y entonces seguís como ese “tipo algo cansado que va soñando que deja su trabajo”. Y seguís.”

Habrá que transformar esa culpa en alguna otra cosa, y tratar de ser gente auténtica y no tan gente-copia.

Gonzalo “Pollo” Fernández.

 

GENTE COPIA
Atropello Carregal y la moral de la naturaleza

Hay una sinfonía de bocinas en la esquina,
hay un loco que no entiendo lo que grita.
Lloviznas de aire acondicionado
me hacen ver lo bonita que es la vida.

Una nube de cemento
me fue privando de a poquito del sol.
Un tipo algo cansado
que va soñando que deja su trabajo.

Siento, ya lo vi muchas veces,
creo que no me hace mal.
Puede que me haya alienado
y la culpa no se va.

Sonrisas hirientes, celulares que mienten.
Zapatos apurados que controlan a la gente.
Un chiquito me saluda
y una empleada que se mueve al gerente.

Puede que haya otra vida
y creo que hay algo más allá.
Siento que eso me adormece
y mi vida sigue acá.

Hoy una chica presenta a su novia,
los ascensores le causan claustrofobia.
Hay gente auténtica y gente copia,
y charlas impredecibles y otras muy obvias.

Siento, ya lo vi muchas veces,
creo que no me hace mal.
Puede que me haya alienado
y la culpa no se va.

Puede que haya otra vida
y creo que hay algo más allá.
Siento que eso me adormece
y mi vida sigue acá.