Los Síntomas: Entre el deseo y la expectativa

Formados en el año 2013 en San Miguel, Los Síntomas ofrecen su propuesta de synth rock, consolidada en la edición de su disco debut, editado dos años después y que hoy se presenta en vivo en un formato audiovisual.

De locales, el 15 de abril en La Lupa Multiespacio, arremeterán con una experiencia audiovisual para no olvidar. “Lo visual no va a pasar desapercibido”, aclaran una y mil veces, al tiempo que explican un poco más: “La idea no es que sea un video para proyectar sino que todo lo que se pueda generar ya sea desde luces o proyectores ayuden a no fijar la atención solamente en la banda. El audio lo aportamos tocando, ¡pero si no se nos ve mejor!”.

-¿Cómo fueron viendo la repercusión de su disco debut?

-Tuvo buena recepción en el público. Hasta ahora solo está en el mundo digital, es decir en todas las plataformas digitales como Spotify y también hace poco lo pusimos en Youtube. En sí, es un disco debut, es decir que hay más deseos que expectativas sobre él. Los comentarios respecto a la música y calidad de audio fueron muy buenos, destacable, y es por eso que no dejamos de mencionar a Arturo Burgos de Cactus Studio, quien grabó, y a Pablo Rabinobich quien masterizó en Orión Estudios.

-“El deseo por sobre la expectativa”. Es una buena definición.

-Teníamos todo en un demo pero había que sonar diez veces mejor y que nada suene común, como por ejemplo el tacho de la batería, algunos coros, los vocoders y sintes… fue lindo porque aprendimos mucho sobre producirnos pero también fue largo. Sin embargo cuando lo mirás desde la distancia, el tiempo invertido repercute súper positivamente en un trabajo que pretendía ser detallista. La verdad es que realmente se trabajó, fueron muchas horas invertidas y aún vienen más.

-Se viene una gira por distintos lugares del país, ¿cómo se está armando?

-La organización de la gira tiene dos partes, la de planificar las fechas por un lado, y la de sumarnos en lo que pueda surgir que nos sirva, por otro. Somos una banda independiente con la meta de tocar muchas veces el disco en vivo, y sumar las tocadas que estamos haciendo en las radios, seguramente eso va a hacer que muchos escuchen nuestro primer disco por diferentes medios… ese es la meta más grande.

-¿Ya están armando temas nuevos? ¿Cómo viene ese trabajo?

-Hay temas que tenemos armados y con un demo hecho desde hace tiempo, pero también aparecieron cosas nuevas que son las que más nos entusiasman a componer y a seguir haciendo lo que hacemos. Este año van a salir una serie de temas sueltos, entre dos o tres más o menos, que van a ser para escuchar por Spotify y que van a formar parte de un segundo disco en algún momento. La idea no sería superponer dos discos. Este 2017 se lo dedicamos a nuestro primer disco y por eso estamos a pasos de comenzar a filmar el segundo video clip. El primero fue de “No hablemos de Escapar”, y el próximo sería de “Trance”, el tema que abre el disco.

-¿Cómo articulan sus shows en San Miguel con shows en la ciudad de Buenos Aires?

-Ni bien empezamos a tocar en vivo con Los Sintomas en Junio de 2013 lo hicimos en 21 oportunidades hasta diciembre, o sea en seis meses, y la mitad fueron en Capital Federal. El entusiasmo nos llevó a tocar todos los días de la semana. El segundo año fue similar, pero el tercer y el cuarto año nos encontraron más enfocados en el disco y en los videos, y por lo tanto fuimos más locales. Nos encanta tocar en Capital.

¿Qué tan difícil es tocar en la ciudad?

-No es difícil, solo que a veces no coinciden las maneras en que una banda y un local se manejan. Son dos proyectos que se relacionan pero que nunca se unen porque tienen objetivos muy diferentes. Últimamente dejamos de ser una banda de veinte shows por año y nos enfocamos mucho a que lo que hacemos llegue al oído y a los ojos con la mejor calidad. Es lo único que te puede hacer diferente.