Bersuit Vergarabat y Ariel Prat – Historias futboleras

La primera canción de la historia dedicada a Messi, la infancia de un artista que emociona a todos, el homenaje al fútbol en general sin importar los colores, las palabras de un viejo sabio, canciones uruguayas, anécdotas en el barrio de La Boca y el coqueteo con los grandes futbolistas del país. El fútbol y la música se unen más que nunca a la hora de escuchar la discografía de Bersuit Vergarabat y Ariel Prat.

 

ARIEL PRAT – “EL ZURDITO”

Prat: -Yo le hice la letra primero, después Juan le puso la música. Iban a hacer un documental, una película que transcurría en los baldíos de San Miguel, donde casualmente yo había jugado de pibe. Y entonces eso me inspiró, porque justamente en ese momento se estaba discutiendo el tema físico de Messi, de las hormonas. Y a mí me paso lo mismo de pibe. Yo a Messi lo veía jugar y me parecía una cosa de potrero, entonces a partir de él y anécdotas mías, que tienen que ver con el tema de lo químico, de las hormonas, hago el tema. Por eso tiene cosas con mi vida, y de Messi también. A mí aparte me decían zurdito también. Después Juan le puso una música maravillosa, y el tema estuvo demeado incluso para el disco de Bersuit Testosterona.

 

ARIEL PRAT y BERSUIT VERGARABAT – “AL OLOR DEL HOGAR”

Prat: -Con “Al olor del hogar” entrás en Youtube y encontrás versiones de todo tipo. Folklóricas, corales, un tango de Adriana Varela… tiene mucho de autobiográfico. Tiene que ver con muchas vivencias, y Juan le enganchó la onda espectacular. Hay anécdotas con esta canción muy grossas, Juan tiene varias, como la nena compañera de Telmo (hijo de Juan) que lloraba al escucharlo. Un amigo mío, Anselmo, exdirigente de River, cuando escucha el tema en un coche, sin saber, porque lo pasaban en la radio pero no había salido el disco, para el coche y dice, “este tema lo hizo el negro”. Y después pasa algo muy loco, que está documentado. En la tarde del Bicentenario de la Patria, que Bersuit no tocaba pero yo sí estaba programado, les digo a los chicos de tocar. Hay un momento que están tocando en el escenario, y mi vieja, no sé cómo, se puso adelante en la valla, amor de madre. Entonces cuando yo digo “en mi segundo hogar el gallinero”, mi amigo Anselmo que estaba al lado del escenario, se enfoca a él cuándo yo estoy cantando esa frase, y Anselmo la ve a mi vieja desde  ahí y se toca el corazón. Justo en ese momento, que es cuando hablo de mi viejo, y ellos eran muy amigos. Y aparte está documentado. Lo ves y se te ponen los pelos como carne.

Juan: -Es una canción muy emotiva. Una persona que se emociona mucho con este tema, es Cristian Merchot (manager de Bersuit), que nunca se emociona con nada (risas). Lo vi lagrimear cuando escuchamos el demo de la canción. Hay canciones que tienen esa cosa, que te remiten a la infancia… a él lo remitió a su propia infancia, a su casa. Tiene un lenguaje muy simple para tomar algo muy profundo.

 

BERSUIT VERGARABAT – “TOCO Y ME VOY”

Juan: -Estábamos en el mundial ‘98, acá en Buenos Aires, y a veces venía Pepe (Céspedes, bajista de Bersuit) a casa a ver algunos partidos. Y tenía el teclado armado ahí, un teclado con secuencia, que podés grabar diferentes partes, suponete programar una batería, un teclado… y Pepe se puso a armar esta música. Yo estaba mirando algunos partidos y lo empecé a escuchar, me encantó lo que sonaba, y fue como una cosa de música, fútbol… y así que en esos días empecé a escribir la letra y a imaginar la historia. Cuando lo escuchó Santaolalla, dijo “este tema va al disco”. Dice aquello de que “la camiseta es como un Dios, no importa cuál sea el color”. Habla de que el fútbol está más allá de cualquier camiseta, es un juego que nos fascina a todos, si bien cada uno tiene su fanatismo, su preferencia, el fútbol en sí mismo es bello.

 

ARIEL PRAT – “IR GAMBETEANDO”

Prat: -Ahí aparece la voz de mi viejo, que fue muy loco porque cuando lo grabamos en Madrid, que Juan era el productor con Pepe, estábamos laburando en El Cielito, y Juan iba escuchando unos cassettes que mi viejo le había mandado a un tío mío que se llamaba Juan. Y en este tema, aparece la voz de mi viejo. Aparecen las sentencias de mi viejo que muchas veces tienen que ver con el fútbol, está contando en una parte por ejemplo de ese día que le arruiné la fiesta a los Cebollitas, y mi viejo se lo cuenta con orgullo a mi tío. Y entonces Juan estaba con los auriculares en el estudio, mientras nosotros íbamos haciendo otras cosas, y de repente se cagaba de risa, o en otro momento todo serio: claro, mi viejo contaba cosas, iba para arriba, para abajo… y el fútbol siempre como un eje, familia, fútbol. El fútbol es como una metáfora vital.

Juan: -La historia es que tu tío, el hermano de tu viejo, se va a vivir a Nueva York, entonces una de las formas que encontraron para comunicarse era mandarse cintas grabadas, contando cosas. Y llegaban dos meses después. Son muy locos los cambios de la vida, y esos cassettes este me los trajo en una caja así de zapatos… y los empecé a escuchar y me aluciné, porque había unas historias re locas, muy fuertes emotivamente, cosas del país sociales, políticas… y le hablaba a Juan encima (risas). Muy emotivo.

 

MAURICIO UBAL – “AL FONDO DE LA RED” (interpretado por Bersuit)

Juan: –Es del uruguayo Mauricio Ubal. Un día lo conocimos a Macaya Márquez en una escuela hablando de fútbol y otras cosas, una charla abierta. Y cuando empezamos a tocar este tema se me ocurrió que como Macaya era un tipo que siempre racionalizaba y explicaba todo, me pareció gracioso que con palabras de él pudiera explicar la música de la misma forma en la que analizaba a veces el juego. Entonces le escribí un textito y un día se lo llevé al canal, y me lo grabó ahí al toque y lo metimos. Y quedó como un chiste, una nota color, pero son voces que te remiten a un montón de cosas. Es una canción preciosa. Mauricio Ubal tiene un disco entero dedicado al fútbol, y yo tenía una novia por el año ‘90 más o menos que empezó a traer un montón de cassettes de música uruguaya. Empecé a escuchar a Jaime Ross, a Mauricio Ubal, un montón de artistas… y me aluciné con estas canciones. Me enganché mucho con esta, se lo mostré a los chicos, como pasaría más tarde con “Sr. Cobranza” de Las Manos de Filippi. Con Pepe la empezamos a escuchar, y a armar una versión. Hay una anécdota graciosa con eso, porque en el ‘94 estábamos tocando en el Viejo Correo, en época de mundial. Y el pelado dice “bueno, esta canción se la queremos dedicar al pájaro Caniggia”, como dice “se acomoda en el aire, pájaro”. Entonces alguien la graba, y la graban con unas cámaras de Much Music y lo pasaban en la tele y ponían, “El pájaro Caniggia – Bersuit Vergarabat”. Entonces un día me llama por teléfono Mauricio Ubal, yo ni lo conocía. “Escuchame, están pasando un tema mío en la televisión, y dice Caniggia y Bersuit Vergarabat”. Yo ni sabía, ni tenía televisión, y le dije que era una confusión, un equívoco. Nosotros tocamos el tema pero ni lo habíamos grabado, lo hicimos dos años después. Le digo “ahora me pongo en campaña para comunicarme con la gente y que corrijan eso… te pido mil disculpas”. Nos encontramos, hablamos con él, lo arreglamos…

 

BERSUIT VERGARABAT – “AUSENCIA DE ESTRIBILLO”

Juan: -Nos juntábamos a ver los partidos, y yo viví muchos años en La Boca paradójicamente. Estuve ocho años viviendo en La Boca, en diferentes casas, alquilando, porque tengo muchos amigos en el barrio. Hasta que después de un quilombo muy grosso me fui. Y nos juntábamos en diferentes casas a ver los partidos, y justo ese año que Boca sale campeón, en el ‘92, estábamos viendo el partido con San Martín de Tucumán… gritamos el gol de San Martín como locos, no podíamos salir de la casa, casi nos matan. Y de ahí viene un poco la asquerosa alegría y todo eso… y un poco en realidad la canción, la ausencia de estribillo es un poco la ausencia de alegría. Y cuando dice “acá son todos de Ferro” fue quizá para no poner “acá son todos bosteros”. Pero estábamos ahí en La Boca, nos juntábamos a ver los partidos, tuvimos muchas anécdotas ahí. El día por ejemplo que Racing le gana 6 a 4 a Boca en cancha de Boca, que fue el día que gano Macri las elecciones, que Capria la rompió… ese día estábamos viendo el partido y éramos varios, amigos de mi hermano… habían ido a la cancha algunos, y cuando vuelven, nosotros estábamos a dos cuadras de la cancha, estábamos como locos, festejando, y en un momento un hincha de Racing, un demente, que incluso había salido con un calzoncillo de Racing agarrándose los huevos en la tribuna, desde arriba les gritaba a los bosteros que pasaban, en un momento se empiezan a juntar abajo y empiezan a mirar para arriba, “hijos de puta”, que se yo, sacadísimos. Le digo “de acá no salimos más, nos van a matar”. Salgo y veo dos o tres conocidos, de la murga, les digo “no, no pasa nada”, empiezo a tratar de calmar… y medio que se empezaron a apaciguar los ánimos…

 

BERSUIT VERGARABAT – “EL BAILE DE LA GAMBETA”

-Recuerdo que antes de grabarse, en vivo decía “la escuela de Yudica”, y luego se cambió a “la escuela del Bocha”.

Juan: -Sí, la idea conceptual era esa, porque al pelado siempre le gustaba hablar de Yudica, de la escuela del fútbol de Yudica desde las inferiores, pero como estaba demasiado identificado con Newell’s, en un momento, él era un gran fanático de Bochini… sé qué hace poco fue a un recital de Gustavo con la Caravana, y estuvo haciendo unos jueguitos. Es una muy linda canción. El hermano del pelado jugaba muy bien a la pelota, el Chelo, no llegó a Primera pero jugó en las inferiores de Independiente.

Prat: -Voy a contar una anécdota. Hace 10 años, Luna Park. Yo estuve casi todas las noches. Estábamos atrás del escenario, éramos dos o tres, boludeando, esperando entrar. Y de repente por al lado nuestro, camperita negra, con los hijos, un tipo nos pregunta: “¿el baño?”. ¡Bochini! “Bocha”. Y él: “¡el baño, el baño!”. Después del baño se pone a hablar con nosotros, y justo viene “El baile de la gambeta”. Lo llevamos al escenario y lo metimos al lado del pelado, que no entendía nada. Parecía que estaba todo preparado pero lo metimos nosotros. Cayó el Bocha y lo empujamos, con la camperita negra, todo, y el pelado no lo podía creer.

PODES LEER LA ENTREVISTA COMPLETA A JUAN SUBIRA Y ARIEL PRAT HACIENDO CLICK ACA