Expulsados – «La granja de los Gardner»

“Todo empezó, dijo el viejo Ammi, con el meteorito. Antes no se habían oído leyendas de ninguna clase, e incluso en la remota época de las brujas aquellos bosques occidentales no fueron ni la mitad de temidos que la pequeña isla del Miskatonic, donde el diablo concedía audiencias al lado de un extraño altar de piedra, más antiguo que los indios. Aquéllos no eran bosques hechizados, y su fantástica oscuridad no fue nunca terrible hasta los extraños días. Luego había llegado aquella blanca nube meridional, se había producido aquella cadena de explosiones en el aire y aquella columna de humo en el valle. Y, por la noche, todo Arkham se había enterado de que una gran piedra había caído del cielo y se había incrustado en la tierra, junto al pozo de la casa de Nahum Gardner. La casa que se había alzado en el lugar que ahora ocupaba el marchito erial.”

Así promedia el cuento El color que cayó del cielo, de Howard Phillips Lovecraft, un fundamental autor estadounidense de relatos de terror y de ciencia ficción. El cuento (considerado una noveleta), del año 1927, es apreciado como uno de los mejores relatos de horror/ciencia ficción de todos los tiempos.

En sus líneas se basó Sebastián Expulsado, cantante de Expulsados, para componer la letra de “La granja de los Gardner”. “Hace referencia a este cuento, es una historia que fue copiada por muchas películas de ciencia ficción”, explica el cantante mientras comenta que su infancia estuvo bastante enriquecida por los cuentos del autor estadounidense.

“De chico leía mucho este autor y me transmitía una extraña forma de oscuridad”. La misma que viaja a través de la letra de la canción, contando la historia original de Lovecraft pero llevando la situación a cualquier interpretación posible: “Se puede leer la letra como si hiciera referencia a otra cosa paralelamente pero eso ya es subjetivo”, concluye Sebastián, y nos invita a leer tanto la letra de la canción, como el cuento en su totalidad.

 

La granja de los Gardner
(Expulsados, Cuarto Para Espectros, 2004)

Yo lo vi un meteorito callo ahí.
Era 1882 y todo Arkham se agitó.
Fueron a verlo pero él se achico y desapareció,
dejando un pozo siniestro
que chupaba vidas para crecer. Fue tan extraño…
Desde el espacio trajo un nuevo color,
ni los científicos pudieron explicar.

Ammie Pierce se animo y visito a Nahum,
su esposo estaba bastante mal, de la buhardilla nunca salió.
Allá en la granja todo fue un remolino, un huracán de magia negra,
de animas, caían rayos del más allá, fue tan extraño.
Desde el espacio trajo un nuevo color,
ni los científicos pudieron explicar.

No, no vayas, a la granja de los Gardner.
Frutos gigantes, animales gigantes.

Yo lo vi un meteorito callo ahí.
Era 1882 y todo Arkham se agito.
Fosforescente vegetal, fosforescentes insectos van.
Vuelan espíritus por ahí.
No te des vuelta para mirar. Fue tan extraño…
Desde el espacio trajo un nuevo color,
ni los científicos pudieron explicar.

Ammie Pierce contó la historia que escuchas.
Tal vez es solo superstición, pero no quiero saber igual.
Ahora vos ya lo sabés. No te acerques a ese lugar.
La piedra mágica lo hechizo.
Quedó un encanto que no se va. Fue tan extraño…
Desde el espacio trajo un nuevo color,
ni los científicos pudieron explicar.

No, no vayas, a la granja de los Gardner.
Frutos gigantes, animales gigantes…

 

Podés leer la noveleta «El color que cayó del cielo» haciendo click acá.