Bien Jodidos: “Nuestro objetivo es ir superándonos”

La joven banda Bien Jodidos quiere pisar bien fuerte y edita su disco debut Golpeando el Sol, con canciones rockeras que viajan entre poderosos riffs y algunos destellos funkys que decoran la escucha. Pero no se encasillan y aclaran de entrada que “como todo disco debut, es todo un proceso de exploración”. El guitarrista Yamil Capalbo, también productor del flamante trabajo aclara: “La base sigue siendo el rock clásico pero el funk nos atrae y nos sienta cómodo como el blues. Quienes se topen con nosotros debería saber que somos fanáticos de los arreglos musicales y que lo que marca nuestras canciones es justamente eso”.

-¿Cómo se vivieron esos días de estudio?

-La realidad es que fue algo equitativamente extenuante y gratificante. La grabación se hizo por partes para poder sacar lo mejor de cada uno por separado y muchas cosas terminaron por componerse mientras se estaba grabando. Lo bueno fue que una vez que teníamos las ideas en la cabeza no tardábamos demasiado en plasmarlas, fueron naturalmente puestas como si hubiesen estado siempre en las canciones. Creemos que este disco superó nuestras expectativas pero también somos conscientes que es un punto de partida y nuestro objetivo es ir superándonos.

La banda tuvo un 2017 bien vertiginoso antes de adentrarse en el estudio, con más de veinte shows en vivo en diferentes lugares de la ciudad y alrededores. “Todo es increíble, desde el armado del escenario hasta el post show, todo tiene su magia y si lo vivís con gente con la que hay buena química se disfruta mucho más. Tratamos a cada show como si fuese único y último”, explica el guitarrista de una banda que se completa con Sebastián Prado (voz y bajo), Martín Tapia (guitarra) y Augusto Pache (batería).

El sábado 8 de septiembre llegará el momento de presentar el nuevo disco y será sin dudas una fecha especial para Bien jodidos. “Se va a ver un repaso por el disco, por las influencias y por un recordatorio de como arrancó toda esta locura en fotos mientras se desarrolle el show”, adelanta la banda y promete no parar: “Nos hace felices estar arriba de un escenario y qué mejor que buscar ese lugar para desarrollar lo que uno ama”.

El mastering del disco estuvo a cargo de Nicolás Persig, bajista de De La Gran Pïñata, y los Bien Jodidos no esconden su admiración hacia esta banda y otras como El Bordo o La Renga. “No solo creemos en las bandas locales, sino en los músicos. Ellos viven lo mismo que nosotros justamente por compartir el mismo suelo a diario y nos enseñan mucho, principalmente nos enseñan que se puede. Nos gustan mucho esas bandas con el poder del Riff como centro y aquellas bandas que empujan con acordes, estas tres son grandes referentes y modelos a copiar por nosotros, ojala lo logremos… y por supuesto nos crucemos con todos ellos en el camino”.