No Somos Nada: “Una banda muy inquieta”

Uno se pone a escuchar las canciones de Cantando Primaveras, el flamante nuevo trabajo de No Somos Nada, y se inmersa en una profunda calma, en la naturaleza pura, y en esta faceta de la banda más tranquila, ligada plenamente a los sonidos folklóricos. “Es un trabajo audiovisual que consta de tres canciones con un formato acústico”, nos cuenta el cantante Marcos Materazzi. “Buscamos resaltar este sonido que siempre anda revoloteando nuestras canciones. A su vez le da continuidad al ciclo Canciones para pasar el Invierno, que editamos el año pasado, y tiene que ver con esta necesidad de compartir canciones en un formato más íntimo. Pero al mismo tiempo estamos pre produciendo las canciones del tercer disco de estudio que se viene el año que viene, y ahí no mezquinamos el sonido rockero”.

-¿En qué momento de la banda los encuentra este flamante nuevo material?

-Podemos decir con alegría que nos encontramos en un hermoso momento como grupo humano. Disfrutando mucho de cada espacio que compartimos y muy comprometidos con este proyecto que nos llena de vida. Este clima influye e impacta en cada canción. El momento grupal nos permite generar un clima de creación donde las canciones fluyen y se disfruta cada ensayo.

-Hay una linda camada de bandas de zona sur que pisa cada vez más fuerte, ¿cómo ven esta movida?

-Somos todos muy amigos. Estamos constantemente en contacto, cada paso dado por una de nuestras bandas se celebra en conjunto. Durante este año estuvimos en Rosario con Cuesta Arriva, y luego volvimos a hacer Rosario y Córdoba con Alma Bouquet. Organizamos un doblete en Mutar (Avellaneda) y en cada fecha estuvo una de estas bandas como invitada. Por lo cual compartimos mucho escenario este año. También otra banda amiga sureña, que invitamos a nuestro Beatflow a mitad de año, es Toskano que acaba de editar su primer disco. Por suerte en el sur se respira música. Ya hemos organizado asados, nos debemos organizar un buen Festival en conjunto, ya va a salir.

-El año pasado y parte de este tocaron mucho, varias veces como invitados de otras bandas, ¿cómo los enriquecieron esas experiencias?

-Somos una banda muy inquieta y hace ya dos años que venimos tocando muy seguido. Esto nos fortaleció como grupo, y las horas de escenario son experiencia que te va formando a la hora de pensar el espectáculo que querés ofrecer. En cada show uno se va volviendo más cómplice de sus compañeros. Además el hecho de haber compartido escenario con tantas bandas de diferentes estilos nos permitió también ir aprendiendo con ellas, además de conocer gente hermosa y ampliar el espectro de público para nuestras canciones.

-Se viene el show del Roxy el 25 de noviembre, ¿cómo se prepara todo para esa gran noche?

-La verdad que estamos trabajando muchísimo y estamos muy ansiosos. Tenemos preparada una lista intensa, y estamos pensando cada detalle del show de manera integral, escenografía, audiovisuales… queremos que sea una noche inolvidable y estamos seguros de que va a ser así. Cuando un trabaja con tanta pasión por un momento tan fugaz como un recital, ese momento se vive con una fuerza que deja huellas. Por eso los invitamos a todos a ser parte de esta experiencia.