Tres Dibujos: “El rock siempre es un refugio para albergarse en tiempos de crisis”

Nacidos en 2002 en el barrio de Boedo, las vueltas de la vida los devolvieron nuevamente al barrio para montar su sala, y llegan al festejo de sus 15 años de vida bien cerca de esas calles que tanto han pateado. Tres Dibujos está de fiesta y el sábado 7 de octubre la materializará en El Baruyo (Belgrano y Boedo), en una noche que promete historia, sorpresas y muchos invitados.

“Estamos muy ansiosos y contentos”, asume el bajista Leandro Gillig, al tiempo que se propone a adelantar un poco de lo que veremos en la noche de festejos: “Venimos organizando un show a la altura de la ocasión, con un repaso por muchos temas de nuestra historia, invitados emblemáticos y una apertura a cargo de bandas paralelas que tenemos algunos integrantes”.

 -La banda arrancó en una época de crisis en el país y al poco tiempo convivieron con Cromañon. ¿Cómo se fueron sobrellevando esos tiempos?

-El rock siempre fue un refugio donde albergarse en tiempos de crisis, supo ser el movimiento cultural desde el cual articular las salidas de las mismas, creo que hemos aprendido y hemos intentado traducir los tiempos que nos han tocado vivir, en nuestras letras de esos años.

-Quince años, mirás para atrás, ¿y qué ves que hoy en día se mantiene a flor de piel?

-Mantenemos lo más importante, La Amistad. Ponelo con mayúsculas, porque es así, sobre todo somos amigos, compañeros de vida y nos hemos apoyado en las buenas y en las malas.

-Pero claro, algunas cosas también habrán cambiado.

-Tal vez sean algunas perspectivas de ciertas cuestiones. Uno va perdiendo ciertas inocencias cuando empieza a ver de qué se trata ser una banda under en Argentina.

-Uno escucha a Tres Dibujos y escucha un rock con todas las letras, ¿cómo se forjaron estas raíces en sus inicios como músicos?

-Cada uno ha alimentado sus influencias de diferentes maneras, esas mismas son las que nos unieron. Somos una generación que habla mucho de música, de letras, de bandas, de la pasión que genera un tema o una letra. Eso le va dando forma a la esencia de cada uno que tiene siempre puntos de contacto muy fuertes entre sí.

-Y por ejemplo, ¿qué sonaba en tu casa cuando eras chicos?

-En mi casa sonaban Los Beatles, Elvis, Sandro. Mi vieja escuchaba esa música y me ha sabido conducir en el camino.