Atropello Carregal y su nueva naturaleza

La banda de Munro renueva su escena a partir de su cambio en la voz principal. El guitarrista Gonzalo Fernandez tomó la posta que dejó Juan Franke y el próximo sábado 5 de noviembre en Beatflow se podrá ver la propuesta actual de Atropello Carregal. “Lo que más nos preocupó en principio fue cómo iban a sonar ahora las canciones con una sola voz, ya que muchas de ellas estaban armadas prácticamente a dos voces”, confiesa Gonzalo a la hora de explicar cómo viene lo nuevo, y a la vez reflexiona: “Tuvimos la paciencia y la oreja predispuesta para escuchar algo que suena diferente. A veces uno se enrosca porque suena distinto solo porque se acostumbró a lo otro, eso creo que lo entendimos bien”.

-¿Cómo fueron viendo la respuesta del público a ese cambio?

-Me parece que después de dos shows y sintiendo la buena respuesta del público nos terminamos de convencer de que íbamos por buen camino. En particular un show en Chivilcoy, donde Atropello es un poquitito “local” y los temas ya se conocen, durante ese recital se percibió una energía positiva de la gente que a su vez repercutió inmediatamente en el escenario. Lo mismo sentimos en el último BeatFlow hace más o menos un mes atrás, sumado también al aliento de los colegas de bandas amigas que nos dieron muy buenas devoluciones de ese último show.

-¿Y cómo vivieron la partida de Juan desde la parte afectiva?

-Siempre hay un momento reflexivo cuando después de tanto tiempo alguien se va, creo que no se llega a “tristeza”, se siente algo más parecido a la nostalgia. De todos modos  la salida de Juan fue de muy buena manera y la relación continúa por fuera de lo que es Atropello. Son muchos años de compartir banda, algunos desde la secundaria, supongo que a cada uno le pega de distinta manera. Yo en particular ya venía viendo que algo andaba pasando, así que ya estaba como preparado para la noticia.

Desde hace un par de semanas ya se escucha la regrabación de “Chupasangre” en la voz de Gonzalo, canción perteneciente a Atropello Carregal y La Moral de la Naturaleza (2014). “Era un tema que queríamos sacar desde hace rato como corte difusión, así que lo primero que decidimos luego de la partida de Juan fue regrabar la voz de esa canción”. Pronto vamos a sacar es otro temita, “No quiero”, que también le regrabamos la voz. Y vamos a tener varios vídeos en vivo de lo que fue el BeatFlow pasado”.

-¿Cómo ven a este último disco a dos años de su lanzamiento?

-Dos años es una bocha de tiempo; en el medio cambiamos de bajista y ahora el cantante, sentimos que somos otra banda ya pero a la vez nos recontra representa “…La moral…”. Tiene la esencia de lo que es Atropello ese disco, nos gustan todas las canciones, lo re queremos y creo que todos coincidimos en que es el mejor material que hicimos como banda hasta el momento.

-¿Qué bandas les resultan más atractivas y cuáles les gustan hoy en día a la hora de ir como espectadores?

-Nos gustan las bandas que vemos que se preocupan por lograr lo que tienen en mente, que se preocupan por ejecutar bien ya sea fácil o difícil lo que se toca, que brindan un show  desde todo punto de vista y que no son un par de amigos haciendo canciones y ya. A mí en particular me gusta que te den la comodidad de disfrutar las canciones aunque no las conozcas y a la vez te sorprendan, que pase en cada banda algo que no pasa en las demás. Creo que casi todos los Atropello coincidimos en que Huevo y Mustafunk son bandas superlativas… Uno se sorprende con el nivel de estos pibes y piba, y si podemos le robamos alguna idea y después la hacemos pasar por “inspiración” o “influencia” (risas). Nos hemos empapado desde hace unos años hasta acá con música “under” de todo tipo, a la vez que coincidimos en que el nivel está cada vez más alto. Vamos a ver bandas amigas que además nos gustan mucho como Oridios, Rashplash, nos gustó mucho también el disco que sacó Chau Pekin que tiene letras muy buenas. Científicos Del Palo nos gusta mucho también y sobre todo EMMA, su último disco, más cancionero en mi opinión, me encanta. Tampoco me pierdo ningún Jolgorio donde tocan los Mutantes del Paraná, que es una banda amiga que vimos crecer muy de cerca y la flasheamos con sus shows, a pesar de que nos roban el batero para que toque la percu con ellos. La escena es variada y hay para todos los gustos, nosotros probamos un poquito de todos los gustos me parece.

-Más allá de todo el trabajo para los shows y preparación de todo el repertorio. ¿Existe hoy el lugar para zapar, componer o trabajar en música nueva?

-Por cuestiones de tiempo y una dinámica propia de la banda no somos de zapar mucho, tal vez es algo que deberíamos recuperar cuando tengamos espacio como para colgar un rato hasta que surja una idea que nos guste. Somos una banda medio “separatista” para componer, entonces siempre hay algo nuevo dando vueltas… El Mini (guitarra) tiene canciones nuevas, El Muñe (batería) también y yo tengo las mías. Así que cuando sea el momento las juntaremos todas, las mostraremos, las daremos vuelta para un lado para otro, las cortaremos y volveremos a pegar y empezará así el camino hacia un nuevo disco.

-¿Qué situaciones en la escena musical de hoy creen que son las más difíciles de afrontar para un proyecto independiente como Atropello?

-Yo creo que hay tres puntos difíciles de afrontar, pero no imposibles de resolver poniendo ganas y amor, siendo independiente como la mayoría de las bandas hoy por hoy. Algo complicado es trabajar bien los shows en vivo. Para que un show salga impecable de principio a fin antes, durante y después tienen que ajustarse un montón de cosas que no se ven o no se escuchan. Luces, sonido, fotos, venta de entradas, visuales, carga y descarga de instrumentos, y más, todo requiere de energía y de gente que realice ese trabajo y lo haga bien. Muchas veces, como el amigazo Mauri nos ha enseñado, tenemos que recortar gastos para que los números cierren. La otra opción más Pro aún sería trasladar todos los gastos al consumidor, pero preferimos seguir con la política de sostener un entrada que sea accesible para todos y no que solo puedan entrar al show unos poquitos, entiéndase la ironía. También hay una dinámica muy al palo que requiere todo lo que es la comunicación hoy en día. Las redes sociales requieren mucha actividad y sobre todo constantemente pide material nuevo, preferentemente audiovisual, que es lo que más garpa. Y para tener algo que esté bueno en ese sentido hay que ingeniárselas bastante tanto desde el lado creativo como desde el lado económico. Y por último, creo que a todas las bandas nos encanta salir y mostrar nuestra música por todos lados, pero claro es algo que requiere cierta logística y no siempre se puede. Pero como dije al principio, son desafíos y como hacemos lo que nos gusta y amamos siempre encontramos la forma de hacer todo de alguna manera.