La Chancha Muda: «A nadie le interesa que una banda under crezca»

La Chancha Muda presenta su disco debut, Ya no Queda Más Lugar Bajo la Alfombra, este viernes 20 de septiembre en Uniclub. Nos dimos una vuelta por su sala del barrio de Villa Crespo, para adentrarnos más en este nuevo trabajo de una banda que la viene remando desde hace ya diez años.

“Había una necesidad de grabar el disco ya”, arremete Diego Charadía, baterista, quien un poco en broma y otro poco en serio, remarca que era eso o separarse. “Hicimos tres demos, y con el último pasó que al toque de grabarlo, la banda cambió mucho, y eso no tenía nada que ver con la banda”, completa Gonzalo Pascual (voz). “Veníamos bien armados, y a último momento se baja el tecladista, y tuvimos que re estructurar todo”.

-¿En qué año fue todo esto?

Gonza: -El demo se terminó en 2008. Ahí empecé a cantar, yo tenía temas y los traje, y quedó que los cante yo. Siempre nos fue pasando algo: al toque de sacar el demo, nos enteramos de que Diego iba a ser papá, y nuevos cambios y reestructuración. Y ahí fue lo mismo, o nos separábamos o no se…
Diego: -Lo bueno es que siempre hubo uno distinto que se puso todo al hombro.
Gonza: -Somos amigos antes que banda, y entonces ciertas cosas que tal vez en otro caso sean motivo de separación, en el nuestro no. Seguimos tocando y ensayando.
Diego: -Tocaban sin bata, durante un año yo iba cuando podía y ahí estaban todos ensayando.

-Tanto la producción artística (Federico Fassa) del flamante disco, como la grabación (Pablo Wehbe) y edicion (Pape Fioravanti), cuenta con la participación de integrantes de la banda Aztecas Tupro. ¿Cómo se topan con ellos?

Gonza: -Al Pela (Fassa) lo conocíamos de antes, y luego del Niceto del año pasado, habíamos encarado la pre producción, ensayábamos un montón, y sentíamos que estábamos medio trabados, había algo que no cerraba. Necesitábamos una voz de afuera, pero al mismo tiempo que no sea un productor que diga “hace esto, lo otro y lo otro”, sino alguien que siga nuestra idea. La gente que labura con nosotros, o es amiga, o al menos tenemos muy buena onda. Con el Pela fue así, era el profe de uno, conocíamos a su banda que era de una onda parecida a la nuestra, y vino un día a la sala, charlamos, y al toque entendió lo que nosotros buscábamos. Él no había hecho nunca ese laburo y le pareció copada la experiencia en ese rol. Hoy es uno más de nosotros.

-¿Cómo se viene el show del viernes?

Gonza: -Con mucha ansiedad. Hace mucho que no tocamos, venimos cargando energía de todo el disco, un proceso larguísimo de mucho esfuerzo y laburo, estamos a punto de explotar.
Diego: -Y ahora empieza, tanto el disco, como la banda. Nunca teníamos algo grabado decente para dar.
Gonza: -Ahora me puedo bajar del escenario y decir tomá.
Diego: -El nombre de la banda está impuesto, está hace rato, pero no saben lo que hacemos.
Gonza: -Y queremos mantener ese misterio (risas).

-¿Y como sigue todo después del show?

Gonza: -Tocar por todos lados, ahora sí, no tenemos excusas. Hay que bancar el disco, estamos muy contentos y orgullosos, lo queremos mostrar y que lo escuche todo el mundo.

-Ahora arranca entonces toda la cuestión de cómo tocar, donde, etc. ¿Cómo ven el circuito de rock hoy en día?

Gonza: -La complicación creo yo que surge porque a nadie del circuito le interesa que una banda under crezca. El circuito no te facilita nada, entonces cada cosa que querés hacer es un desgaste, una lucha que tenés que ponerte al hombro. Más nosotros que estamos en el medio, ya no somos una banda nueva, y queremos dar otro paso, todo te cuesta, y parece que te lo están haciendo a propósito.
Diego: – Yo que fui el que más se encargó de la cuestión del armado de shows, en un momento me sentí un telemarketer. Fue llamar a 200 lugares, horarios y esto, lo otro, veinte mails para que te respondan un “ok”. Todo tirado de los pelos, mucho estrés, de verdad.
Gonza: -Te tenés que poner predispuesto a pelearte, está muy difícil, la mayoría de la gente que maneja todo no es muy buena.
Diego: -Por eso decidimos priorizar siempre  algo, y priorizamos el sonido.

-Paso eso que decías, de no ser tan fácil superar el umbral, y se divide cada vez más esa brecha entre bandas ricas y pobres.

Turco (guitarra y coros): -Hay integrantes de bandas que laburan de productores, y separan bastante lo que es su banda de lo otro, porque para ellos es su negocio.
Gonza : -El disco nos dio la posibilidad de conocer un montón de gente, por un lado muy grosa que les estamos recontra agradecidos, como así también otros que decís “loco, la puta madre, que está pasando para que tengas que hacer las cosas así”. Sobre todo si sos músico.
Turco: -Si tenés la suerte de vivir de eso, sabés lo que te costó a vos.
Diego: -Danos un premio por presentismo aunque sea (risas).
Gonza: -Nos hemos topado y laburado con gente de este estilo y se lo dijimos.

-¿Pasa igual que entre las bandas suele haber más competencia que colaboración a veces, por culpa del propio sistema actual?

Gonza: -Sí, totalmente, pero como te decía, también nos topamos con bandas que nos dieron la mejor mano y agradecemos, como Aztecas Tupro, Hoy Somos Duendes, Chau Pekin, Las Manos de Filippi, La Furia. Y medios también, y que están ahí dándole una mano al de al lado, y eso es genial, hay de todo.