Los No-Hits Decadentes

¿Qué hay detrás de una cara bonita? ¿Alcanza solo con eso? Es posible. Se dice que para pasarla bien y disfrutar un buen rato, o para lograr ese primer golpe de vista que profundice luego una mejor aventura o relacion. Algo así pasa con las bandas, ¿no? Sus hits hacen de caras bonitas, nos enganchan, nos convierten, nos divierten, pero… ¿Qué pasa después? ¿Cómo nos enamoramos?

Aquí vamos a ayudar a que estreches tu relación con esa banda que tal vez solo la querés en una fiesta, en una radio pasatista, o en un concierto gratuito. Pero muchas veces, detrás de esas grandes fábricas de hits, hay otras tantas o más grandes canciones que nunca salieron a la luz de la masividad, escondiéndose en el fondo de algún álbum y sintiéndose cómodas reposando allí, esperando los oídos de algún inquieto que quiera saber que hay detrás de aquella cara bonita.

Para empezar, no podemos elegir otra que la banda hit por excelencia: Los Auténticos Decadentes. Adentrémonos en lo más profundo de su creatividad y encontremos joyas para compartir en conjunto:

5- PASEANDO POR TEMPERLEY

Si bien tuvo un video en su época (álbum Supersónico! de 1991), no contó con la repetición que tal vez haya tenido en ese entonces “Ya me da igual”. Fiestero por donde se lo escuche, este tema tranquilamente podría haber sido un hit si hubiese rotado en las grandes radios. La voz del guitarrista Diego Demarco toma la delantera, avisando futuros clásicos como “Besándote” o “La prima lejana”.

4- YO PUEDO

Abre el fructífero disco Hoy Trasnoche (2000), y ya con el nombre, se sabe que nunca iba a ser hit, porque se contrapone al primer corte de la placa, “No puedo” (aquel de “tanta alegría seguida me va a hacer mal”). Pero es una efectiva canción que deja la frase “en el fondo del dolor, la fuerza de la vida me seduce a levantarme una vez”. Chequear también en este álbum “Te contaron”, la divertida “En las fiestas”, o la magnífica letra de “El rozador”. ¡Todos podemos!

3- BORRACHO Y SOLO

Cualquiera Puede Cantar (1997) es tal vez el trabajo donde mejor pudo conjugar la banda su faceta fiestera y ganchera, con su pico creativo y de calidad. Muchas canciones de este álbum tienen esa mezcla, como la romántica “Borracho y solo”, cantada por Demarco. Entre medio de tantos hits, se confunde como uno más de ellos, pero nunca tuvo la repercusión de los demás. Algo parecido le sucedió a “Lejos de ti”.

2- TURDERA

Otra vez aparece Demarco, con una bossa que sorprende dentro del disco más hitero de la banda (Mi Vida Loca, 1995), poniéndole la calma justa y necesaria a una catarata de hits que asoma de principio a fin. Una de esas postales donde los músicos dibujan con letra y música el paisaje de su barrio.

1-  TAMAYO

Probablemente el tema más serio de la banda, con la voz y la lírica de Jorge Serrano, sin dudas uno de los mejores letristas del rock nacional. Una sentida letra dedicada al anarquista chileno Jorge Tamayo Gavilán, muy perseguido en los años ’20 por sus ideas y su nacionalidad. “Corré, Tamayo, corré”, ruega la canción, pero no lo lograría por mucho tiempo: a los 29 años caería por un disparo de la policía en la nuca.  En este disco, Fiesta Monstruo (1993), también podemos disfrutar “Silbando” o “Auténtica”, ambas cantadas también por Serrano.